Fotografiar es escribir con luz

Hoy os voy a contar algo sobre mi: nací en Orense , y después he vivido en Madrid, en Granada y otra vez en Madrid.  Por mi viviría cada seis meses en un sitio, si tiene el mar cerca mejor. 

Desde pequeña la fotografía me gustaba, desde aquellas máquinas de carrete casi de juguete hasta tener la primera cámara analógica en condiciones. Una Pentax que me regalaron mis padres, de ahí ya salté a digital en el 2002, ahora uso una canon profesional,que ya tiene unos años, pero se conserva impecable. 

Toda mi vida he querido viajar, conocer mundo, estoy suscrita a una fantástica revista que me ayuda con este tema aunque ahora sea desde el sofá. Una larga etapa de consultora, que abandoné al ser madre, hizo poder dedicarme a mi pasión, la fotografía, me dejó viajar y retratar lo que veía. Empecé a estudiar, y cuando gané un par de concursos, estudié en serio fotografía y hasta hoy. Sacrificado? Pues un poco porque lo cierto es que hoy día todo el mundo lleva una cámara encima y con cuatro filtros cree que soluciona la papeleta, o peor cuando te dicen “dame tu foto que así te promociono y practicas”, si hay gente así, toda la vida practicando, el caso es que cuando voy a la pelu, por ejemplo, no le digo a Manu, no te pago porque así practicas. Pero esto es otra historia.

Lo cierto es que me chifla fotografiar, captar todo lo que pueda, lo que me llama la atención y contar una historia con esa imagen, lo bonito, lo fugaz,la esencia que contiene o que te preguntes que historia hay detrás de esa mirada que he tomado, de ese paisaje o de quién es esa ropa colgada. Me cuesta escribir, de hecho cuando lees un texto mío, no creas que es fruto de cinco minutos de improvisación, me exige mucho , y llevo ya un tiempo en que cada fotografía que publico quiero que la acompañe un bonito texto, más o menos alegre dependiendo del momento en el que me encuentre, y lo importante: que ilustre la fotografía.  Es por eso que a veces veis pocas publicaciones... no me lo tengáis en cuenta, lo compensaré con las stories y reels, un mundo nuevo a aprender este año.

He leído hace un par de días que fotografiar es escribir con luz, pues si, creo que es una buena forma de definirlo. 

Cuento historias con luz, capto lo bonito en poco tiempo, e intento que sueñes y te haga viajar.