Laxe 2

Faro de Laxe

No es un faro muy llamativo, ni de los más antiguos. Está cubierto de azulejo blanco como el de Roncudo en Corme. Tiene de especial la ubicación. Volcado al océano le acompaña una estatua de bronce “La Espera” realizada por la escultora Iria Rodríguez. Es una mujer, con un bebé en brazos y mirando al horizonte esperando a su pescador. Homenajea a todos esos marineros que salieron a faenar y no volvieron a puerto.

Se puede ir a cualquier hora, pero al atardecer realiza su magia. El sol se acuesta por el mar, y hay una zona para sentarte a mirar como ocurre. Con mesas en zonas circulares de piedra separadas unas de otras que las familias y amigos aprovechan para reunirse.

Este verano, cuando estuve, subían con la cena y la bebida. No veo mejor plan. Al aire libre, mesas de seis, literal, que permite reuniones simultáneas y risas hasta que la noche llega y con una vista imponente.

Visita obligada, si estáis por la zona. Cerca tenéis un hotel pequeño A Torre de Laxe que es una preciosidad y un sitio para comer A ría que pasa desapercibido pero en el que se come espectacular a un precio 10.

Serie limitada a 6 ejemplares firmados y certificados.

Impresión giclée en papel Hahnemüle tipo Torchon, que le proporciona un acabado excepcional y duradero Consultar otros tipos de soporte y tamaño.

Tamaño 24x35

100 €

Faros gallegos del norte 

Llevaba tiempo queriendo hacer esta ruta, y por fin este 2020 ( no todo iba a ser mal o) lo ha hecho posible

Faltan algunos, pero como esta es una serie que irá creciendo, poco a poco se sumarán. 

Hay faros modernos y faros que arrastran muchos años a sus espaldas. 

Faros más rudimentarios, con grafitis y faros recubiertos de azulejos. 

Faros que han visto naufragios y pérdidas humanas y materiales, y faros que aún así ven de nuevo el amanecer con el regreso de los barcos a casa. 

Faros imponentes y faros más discretos, como el de Rebordiño en Muros que es más una linterna que un faro.

Faros en mitad de una playa idílica, y faros urbanos.

Faros que separan mares de océanos, como el de Cabo Ortegal, y faros en la punta más occidental de la península.

Faros que ocultan esculturas como el de Punta Nariga, y faros en islas, a los que acceder en días de buena mar.

Podéis acceder a ver toda la exposición en este enlace 

https://www.artsteps.com/view/5f9ab8895b4cbb257631eda7