Navacerrada

Hace cuatro años, hubo un viento frío en pleno enero que casi, o sin el casi congeló el pantano de Navacerrada. La estampa era increíble. La valla, con el agua que chocaba contra ella se congeló, dejando una imagen irreal. Subí a verlo, como no, y me meti lo que pude para fotografiarlo. Hoy ya no podría, han cerrado los accesos. Que frío hacía pero mereció la pena 

250 €

Estampación en papel Hahnemüle con tintas pigmentadas. La obra pertenece a una serie numerada de 10 ejemplares por fotografía y está avalada por un Certificado de autenticidad numerado y firmado.Tamaño A2 (420 x 594mm)